La venezolana Yulimar Rojas ha sido la gran estrella del meeting de Madrid 2020, última etapa del World Athletics Indoor Tour. Y es que la venezolana ha batido de forma brillantísima el récord mundial de triple salto. La reunión se ha celebrado hoy en el Polideportivo Municipal de Gallur de la capital madrileña. Y en ella hemos vivido momentos emocionantísimos, de enorme calidad atlética. En un ambiente fantástico, electrizante, el público que ha abarrotado Gallur ha vibrado como nunca con el esfuerzo de los atletas, especialmente de los españoles, que han tenido en general una muy buena actuación.

Vayamos con Yulimar Rojas. En su sexta tentativa ha realizado 15.43 metros, 7 cm más que la marca realizada por la rusa Tatyana Lebedeva en 2004. Todos sabíamos de las posibilidades de nuestra querida venezolana. Tras un primer intento larguísimo pero nulo se fue a 14.65 en el segundo e hizo otro nulo en el tercero. Pero en el quinto alcanzó los 15.29, marca personal y mejor marca mundial del año, a sólo 6 cm del récord de Lebedeva. Tras un fallido quinto salto, en el sexto vino lo mejor, vino un salto larguísimo en el que todos cantamos el récord. Momentos interminables de espera hasta que el marcador enseñó un maravilloso 15.43. Nueva plusmarca mundial para Yulimar.

Pudimos presenciar un gran concurso de triple, pues por detrás de Yulimar Rojas la cubana Liadagmis Povea realizó 14.52 y la portuguesa Patricia Mamona 14.28. Las españolas tuvieron un buen concurso. La madrileña Patricia Sarrapio hizo marca de la temporada con 13.58 y la barcelonesa María Vicente, en su “octava” prueba, 13.37.

En el triple masculino la victoria fue para el gran favorito, el burkinés Fabrice Hughes Zango, líder mundial 2020, que hizo 17.31 en su última tentativa. Otro atleta por encima de los 17 metros, el francés Melvin Raffin, con 17.07. El castellonense Pablo Torrijos estuvo de nuevo a gran nivel, llegando hasta 16.77 y siendo cuarto, con tres saltos más por encima de 16.60.

La longitud masculina fue dominada completamente por el cubano Juan Miguel Echevarría, que a pesar de no haber saltado en indoor esta temporada era el gran favorito. Echevarría alcanzó en su última tentativa los 8.41, mejor marca mundial del año. En su primer intento ya había realizado 8.33 en el primer intento y 8.31 en el segundo. El griego Tentoglou, con 8.07, fue segundo. El mejor de los españoles fue Eusebio Cáceres, con 7.77.

La recta central ha vivido carreras electrizantes. El estadounidense Ronnie Baker se impuso con claridad en los 60 metros masculinos, marcando 6.44, espléndido registro, seguido por su compatriota Demek Kemp, con 6.48. Sin españoles en la final, el mejor en semifinales fue Mario López Moure, con 6.69; 6.70 para Sergio López Barranco y 6.77 para el madrileño Ángel David Rodríguez. Triunfo para Baker en el World Athletics Indoor Tour.

Las vallas femeninas no le fueron a la zaga. La vigente campeona mundial y subcampeona olímpica, la estadounidense Nia Ali, se vio doblegada por su compatriota Christina Clemons, que marcó 7.82 por 7.88 de Ali. Clemons se ha adjudicado el World Athletics Indoor Tour. Maravillosa Teresa Errandonea, corriendo espléndidamente, la irundarra fue tercera en la línea de meta con 8.00, marca personal y mejor marca española del año, tercera española de la historia. Ya nos había avisado Errandonea de su espléndido estado de forma, pues en semifinales había hecho marca personal con 8.04, cumpliendo sobradamente las expectativas que había generado. Temporada indoor inmaculada para Teresa, que ha subido un escalón en su carrera deportiva. Digamos además que Caridad Jerez realizó 8.21 en su semifinal.

En hombres, gran triunfo del británico Andy Pozzi en los 60 metros vallas. Era el favorito, invicto este año, y cumplió los pronósticos. Se impuso con 7.48, escoltado por el kuwaití Yaqoub al Youha, con 7.52, y el brasileño Gabriel Constantino. El joven valenciano Enrique Llopis, que había corrido en 7.83 en semifinal, fue sexto en la final con idéntica marca.

Los 800 masculinos fueron una prueba electrizante, de enorme emoción. Se pasó el 400 en 50.72 con Collins Kipruto en cabeza una vez abandonó la liebre Guillermo Rojo. Aguantó el ataque del polaco Adam Kszczot, que fue segundo. 1:46.09 para Kipruto y 1:46.30 para Kszczot. Pero la grada vibró como nunca gracias al espléndido y valiente comportamiento de los españoles, primero con el ataque del gallego Adrián Ben en la última vuelta y después con el murciano Mariano García, que superó a Ben y se fue a por los de cabeza. García, superando al polaco Lewandowski, a punto estuvo de birlarle el segundo puesto a Kszczot atacando por dentro. Los españoles tuvieron su recompensa en forma de marcas personales: 1:46.31 para Mariano García, mejor marca española del año, y 1:46.60 para Adrián Ben. Kipruto ha sido el ganador final del World Athletics Indoor Tour.

El peso masculino reunió a una pléyade de lanzadores que hicieron las delicias del público. Tres lanzadores por encima de 21.50. Venció el croata Filip Mihaljevic merced a un lanzamiento de 21.74 en su última tentativa, arrebatándole el triunfo por 1 cm al polaco Konrad Bukowiecki. El checo Tomas Stanek lanzó 21.54 y fue tercero. Muy bien el cántabro-vasco Carlos Tobalina, con 20.13, mejor marca española del año; el malagueño Borja Vivas lanzó 18.52. El croata Mihaljevic consiguió además la victoria final del World Athletics Indoor Tour.
En el 3.000 masculino el etíope Selemon Barega no pudo tomarse la revancha sobre su compatriota Getnet Wale. Lo intentó en una última vuelta electrizante, pero Wale resistió los ataques del propio Barega y del keniano Bethwel Birgen. Wale se llevó la victoria con 7:39.96. Por detrás los españoles realizaron una gran carrera, bien situados durante la misma, y con un Ouassim Oumaiz muy valiente que peleó durante varios momentos con los africanos de cabeza. Tuvo premio el malagueño en forma de nueva plusmarca española sub23, con 7:44.39 que deja atrás los 7:47.19 de Yousef El Nasri, también mejor marca española del año. Un recuperado Adel Mechaal estuvo muy cerca de Oumaiz, finalizando detrás de él con 7:45.08. Además, 7:53.31, marca de la temporada, para Sergio Jiménez. Wale ha ganado el World Athletics Indoor Tour.

El 1.500 femenino deparó un nuevo triunfo en esta temporada de la etíope Gudaf Tsegay, que se llevó también la victoria en el World Athletics Indoor Tour. Tsegay se mantuvo siempre tras la liebre y luego comandó un grupo muy estirado, aguantando los ataques de sus compatriotas Lemlen Hailu y Axumawit Embaye. La soriana Marta Pérez tuvo un espléndido comportamiento, siempre en carrera tras las africanas, para terminar sexta con 4:07.37, marca personal y mejor marca española del año, tercera española de todos los tiempos. Gudaf Tsegay se ha hecho con el World Athletics Indoor Tour.

El 400 femenino presentaba un plantel de nivel mundial. Las mejores europeas nos ofrecieron una prueba de gran calidad, con triunfo final de la polaca Justyna Swiety-Ersetic con 51.93, que superó en la última curva a la suiza Lea Sprunger, segunda con 52.26 que había pasado primera por el toque de campana. Por detrás la madrileña Aauri Lorena Bokesa realizó 53.64. Triunfo en el World Athletics Indoor Tour para Swiety-Ersetic.

La pértiga masculina vio el triunfo del griego Konstantinos Filippidis, con 5.60, misma altura que Igor Bychkov, que tuvo una gran actuación. Ese 5.60 de Bychkov es mejor marca española del año. Muy bien los otros dos españoles, 5.50 tanto para Adrián Vallés, tercero, como para Didac Salas. Tres españoles sobre los cinco metros y medio. El ganador del World Athletics Indoor Tour ha sido el flamante plusmarquista mundial, el sueco Armand Duplantis, ausente en Madrid.

En los 400 metros masculinos hemos visto un espléndido triunfo de Samuel García. El canario se hizo con la calle libre al paso por la campana y aguantó en cabeza hasta el final, resistiendo el ataque del kuwaití Youssef Karam, que fue segundo. 46.39 para Samuel García, mejor marca española del año. Por detrás el toledano Lucas Búa, que realizó 46.93, marca de la temporada para él, y el manchego Manuel Guijarro, con 47.47.