El World Athletics Indoor Tour Gold hizo este sábado 19 de febrero su quinta parada en la ciudad británica de Birmingham, donde siete españoles compitieron en el Müller Indoor Grand Prix con buenos resultados en líneas generales: dos nuevas mínimas mundiales para Álvaro de Arriba y Adel Mechaal, otra que ya la tenía como María Isabel Pérez, y dos casi récords de España que no lo fueron por apenas una centésima, de la propia Pérez y de Esther Guerrero.

Álvaro de Arriba bajó de 1:46 en 800 m bajo techo por tercera vez en su carrera deportiva. Las dos anteriores fueron en 2018, primero (1:45.43) para clasificarse para el Mundial de Birmingham y después (1:45.44) para ganar la semifinal del propio campeonato. En este mitin del World Indoor Tour, su 1:45.82 le valió para ser tercero y sacar la mínima de cara al Mundial de Belgrado. Al vigente campeón de España en pista cubierta no terminaba de salirle la marca en 2022, pero por fin pudo confirmar que se encuentra en disposición de pelear por su tercer título nacional en sala en Ourense y estar en su tercer Mundial indoor consecutivo.

En esa misma carrera, el berciano Saúl Ordóñez acarició su segunda mínima para Belgrado (ya tiene la de 1500 m) en la prueba en la que defiende el bronce mundial. Debía bajar de 1:46.70, lo que prácticamente significaba hacer marca personal (1:46.62), y se quedó en 1:46.85, a solo 15 centésimas y con la segunda mejor marca de su trayectoria. Además, acabó séptimo.

En 1500 m, Adel Mechaal consiguió la mínima para Belgrado, aunque ya la tenía en 3000 m. El plusmarquista europeo de 3000 m en pista cubierta atacó el récord de España de Andrés Díaz (3:33:32), pero se quedó corto de fuerzas en el tramo final y terminó cediendo la victoria. Aun así, fantástico resultado para el catalán, que paró el crono en 3:35.30, la cuarta marca española de la historia y líder nacional de 2022.

Si le hubiera hecho falta, también se habría asegurado la mínima en Birmingham María Isabel Pérez, pero la sevillana ha corrido por debajo de ella en las siete carreras de 60 m que ha disputado en 2022: 7.26, 7.21 (récord de España), 7.22, 7.21 (de nuevo, récord de España), 7.22, 7.20 (por tercera vez, récord de España) y, finalmente, 7.21 para ser quinta en el Müller Indoor Grand Prix. La reina de la velocidad en nuestro país es también la reina de la regularidad, infalible cada vez que se coloca en posición de listos.

Igual que a Maribel Pérez, a Esther Guerrero solo le faltó una centésima para batir otro récord de España en Birmingham. La catalana venía de convertirse en la plusmarquista nacional de la milla en Liévin dos días atrás y se situó en la salida del 1000 m con los 2:38.80 de Mayte Martínez entre ceja y ceja. Durante buena parte de las cinco vueltas al anillo del Arena de Birmingham, Guerrero tuvo el récord en las piernas, y sin embargo acabó por escapársele por la mínima en la última recta. Finalizó la carrera en quinta posición.

Su habitual rival en los Campeonatos de España, la soriana Marta Pérez, terminó séptima en 1500 m con un registro de 4:09.27. Aunque no se encontró tan cómoda en carrera como en otras ocasiones, Pérez sacó un tiempo notable, más rápido que su mejor marca de 2021 en pista cubierta, cuando acabó cuarta en el Europeo de Torun.

Igualmente fue séptimo Orlando Ortega en 60 m vallas. El plusmarquista español, en su cuarta carrera en nueve días tras más de seis meses de inactividad, no consiguió encontrar su ritmo sobre las vallas y terminó parando el crono en 7.79.

Hodgkinson y Duplantis brillan con los récords del mitin

La británica de 19 años Keely Hodgkinson puso la guinda al Müller Indoor Grand Prix batiendo el récord del mitin, y de paso el británico, en 800 m. La subcampeona olímpica y campeona de Europa en pista cubierta corrió dos parciales casi idénticos de 58.58 y 58.62 para acabar cruzando la meta en 1:57.20, con una última vuelta épica en la que el público de Birmingham se volcó con ella. Su récord de 1:57.20 es la sexta mejor marca mundial de la historia, la más rápida desde el récord mundial de 1:55.82 batido en 2002, y el récord de Europa sub23. Tras Hodgkinson, fue segunda la australiana Catriona Bisset, que logró la plusmarca de Oceanía al convertirse en la primera mujer del continente en bajar de dos minutos (1:59.46).

Antes, el sueco Armand Duplantis había fijado el récord del mitin de pértiga en 6.05 m, la nueva mejor marca mundial de la temporada. El campeón olímpico intentaría batir su propio récord mundial con 6.19 m, pero cometió tres nulos.